que debemos considerar
Una necesidad


Las personas quieren un entorno diseñado y organizado a partir de una estructura planificada y gestionada de manera inteligente, que permita conexión y equilibrio con el hogar y el trabajo.

El concepto de ciudad inteligente no está necesariamente relacionado a la tecnología, pero sí al diseño bien pensado, planificado y ejecutado, que responda a una mirada de vanguardia que permita convivir en armonía, y equilibrar los intereses sociales y económicos. Una ciudad inteligente, es una ciudad empática y solidaria con el comportamiento y las costumbres de las personas. 

Siguiente Post